Terapia cognitivo- conductual

La terapia cognitivo- conductual, se centra en identificar, conocer, y modificar, las creencias erroneas de cada persona.

 

Creamos a lo largo de los años, una serie de ideas acerca ,de sí mismo, de la vida, y del mundo, que en ocasiones, no están bien planteadas, pero que nunca han sido cuestionadas y por tanto el sujeto las ha dado por correctas.

 

Cuando esas ideas irracionales, son cuestionadas, por el mismo individuo, o por los demás, se genera un caos en el sujeto que le trae un alto nivel de sufrimiento y de confusión.

 

Determinados patrones de pensamiento tienen efectos adversos sobre creencias, emociones y conducta, por lo que se aborda su reestructuración, a nivel cognitivo, para la mejora de la situación actual del paciente; a nivel emocional, y por supuesto esta mejora redundará, a nivel físico. 

 

Este tipo de terapia tiene, por definición, un enfoque global e integral, con la colaboración no sólo del paciente sino de su terapeuta, que tendrá un papel tremendamente activo en ser "un aniquilador de pensamientos negativos".